Habías pensado donar o ceder los equipos informáticos amortizados de tu empresa, nosotros te explicamos como hacerlo.

La amortización, un concepto esencial para controlar tu negocio, es la depreciación a lo largo del tiempo del valor de un bien que has adquirido para tu empresa.

Es decir, cualquier activo fijo que adquieras para desarrollar la actividad de tu negocio —ordenadores, tabletas gráficas, móviles, coches, maquinaria…— va perdiendo su valor a medida que lo utilizas. Y a esa pérdida de valor, en contabilidad y fiscalidad, se le denomina amortización.

Esos bienes que amortizas tienen un impacto directo en el pago del impuesto de sociedades, en el caso de las empresas, y en el IRPF, si eres autónomo.

Otro de los puntos clave para entender el concepto de amortizar algo, es el hecho de que, a pesar de que cuando adquieres un bien puedes pagarlo de golpe, en contabilidad no se muestra el pago en un único año contable. Lo que ocurre es que se va repercutiendo a lo largo de la vida útil del bien.

Es decir, si pagas 1000€ por un ordenador, ese precio no se refleja en un solo año contable, sino que se va a repercutir año tras año por un máximo de 10. Por lo tanto, en cada año contable tendrás que tener en cuenta los 100€ del ordenador.

Y te preguntarás, ¿cuándo se puede empezar a amortizar un activo? Simplemente desde que se empieza a utilizar con el fin de producir ingresos.

¿Y qué gastos de amortización se computan?

Los autónomos y PYMES podrán incluir las amortizaciones de los bienes que tengan una vida útil superior al ejercicio contable y por un valor superior a 300€, y hasta que la suma de cantidades amortizadas alcanza el valor de adquisición.

¿Y qué hacer con esos equipos que están por debajo de ese valor y son sustituidos por otros?

Seguramente, que la empresa a la que adquieres los nuevos equipos, la empresa que lleva el mantenimiento o los informáticos, muchas veces proponen que se venda el lote a empresas de reutilización de segunda mano, otra de las opciones es gestionar los residuos y que los gestione una empresa RAEE, la cual podrá recuperar los equipos y recuperarlo.

De acuerdo con un informe de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), el 75% de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) que se generan en España no se gestionan de forma adecuada.

Nosotros te ofrecemos otra alternativa, donandolos a entidades  y empresas de economía circular, contribuyes a la  reutilizando con un fin social, creando empleo verde, reutilizando los equipos para ponerlos a disposición de centros educativos y entidades sociales, con el fin de reducir la brecha digital, garantizando la trazabilidad, con datos de impacto social y ambiental que genera la reutilización

Te animas?, tienes alguna duda?, contacta con nosotros